Tatuar la CICATRIZ de la cesárea: todo lo que debes saber

17/05/2017 Tatuar la cicatriz de la cesárea es una técnica habitual para disimularla pero antes hay que consultar con el médico para que valore si es aconsejable o no. La segunda recomendación importante es acudir a un centro profesional de tatuado para asesorarse sobre la técnica y los posibles efectos secundarios.

PinterestPinterest

La tendencia de tatuarse la piel ha llegado a las cicatrices y consigue resultados asombrosos en su afán de esconderlas. En el caso de la cesárea, una operación que suele requerir una cicatriz más o menos amplia, la técnica del tatuaje puede ayudar mucho. Pero antes de lanzarte al arte del tatuado, debes consultar con el médico (cada cicatriz y cada piel son distintas) y después infórmate en varios centros profesionales de referencia. El objetivo es saber en qué consiste la técnica, sus posibles efectos secundarios, precio, si en tu caso se puede tatuar directamente sobre la piel de la cicatriz o por el contrario se debe disimular realizando dibujos alrededor de la misma, etc. Ten en cuenta que la piel en esa zona es muy delicada y puede que requiera varias sesiones para conseguir un buen resultado.

 

¿Cuándo realizar el tatuaje?
El tatuaje se debe realizar sobre una piel cicatrizada y sana, es decir, hay que esperar al menos un año desde el nacimiento del niño y asegurarse de que la piel se encuentra en buen estado. También puede ocurrir que la tinta no coloree con la misma intensidad la piel de la cicatriz que el resto de la piel, en estos casos se realiza una técnica de tatuado basada en sombreados y difuminados.

 

Reacciones alérgicas
La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDAadvierte de que en algunos casos los tatuajes pueden causar efectos secundarios, como sarpullido y enrojecimiento, y en caso de infección puede aparecer fiebre, temblores, y escalofríos. Ante cualquiera de estos síntomas, se debe acudir de inmediato al médico. Además, la FDA recomienda que se notifique al tatuador lo ocurrido para que pueda identificar la tinta y dejar de usarla. Pregunta por la marca, el color y el número de lote de la tinta o diluyente para ayudar a determinar el origen del problema y cómo tratarlo.