Menos vida familiar por culpa del DOLOR

07/06/2017 Tres de cada cuatro padres con hijos menores de 12 años afirman tener menos paciencia con sus hijos y más de la mitad se sienten incapaces de jugar con ellos por culpa del dolor.

Los españoles son los europeos que más sufren el dolor corporal, según un estudio realizado en 15 países, promovido por Voltadol. Y esto tiene consecuencias en la familia, ya que según el trabajo, el 54% de los españoles ha renunciado a alguna actividad en familia debido al dolor corporal. Un porcentaje que se incrementa entre aquellos con hijos y quienes tienen entre 35 y 54 años. Tres de cada cuatro padres con hijos menores de 12 años afirman tener menos paciencia con sus hijos y más de la mitad se sienten incapaces de jugar con ellos por culpa del dolor. En el ámbito familiar el impacto del dolor en los españoles es notablemente más alto que la media europea. “El dolor nos impide disfrutar de la actividad física y, por tanto, de sus beneficios psicológicos. El ejercicio físico activa una serie de neurotransmisores que produce un bienestar inmediato y favorece los procesos intelectuales, como la atención, la concentración y la memoria”, sostiene María Jesús Álava, directora del Centro de Psicología Álava Reyes.

 

¿Cómo tratar el dolor?
Cuando llega el momento de tratar el dolor, los españoles recurren a medicamentos de prescripción para el dolor corporal cinco de cada diez veces. En cambio, para el dolor de cabeza, prefieren los medicamentos sin receta. En lo que sí coinciden los encuestados es en la confianza en médicos y farmacéuticos como fuentes de información sobre el dolor. “Todos los días los farmacéuticos estamos en contacto con personas que sufren dolor. Nuestro papel es clave para ayudarlas a conocer mejor su dolor y elegir la opción terapéutica más conveniente en cada caso”, afirma Eloi Merencio, coordinador del Grupo de Dolor de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).