Leche de vaca o de continuación

12/10/2009 Actualmente la mayoría de especialistas en nutrición infantil aconsejan que el niño tome leche de continuación hasta los dos años. Introducir leche de vaca antes de tiempo en su dieta puede provocarle problemas, como por ejemplo alergias y anemia (los bebés menores de 12 meses alimentados con leche de vaca presentan un nivel insuficiente de hierro).

En comparación con la leche de continuación, la de vaca contiene más proteínas, no aporta los ácidos grasos esenciales necesarios y tiene un bajo contenido en ciertas vitaminas y minerales. En contraste, las leches de continuación están suplementadas con hierro, lo que contribuye a evitar el riesgo de anemias, además de vitaminas y oligoelementos.