La moda del “binge–drinking” puede causar daños cerebrales irreversibles en los ADOLESCENTES

14/04/2011 La expresión anglosajona “binge-drinking” significa consumir alcohol en atracones. Un fenómeno relativamente frecuente entre los adolescentes los fines de semana y que puede provocar daños irreversibles en el cerebro.

El fenómerno del binge-drinking –expresión anglosajona que se refiere al consumo de alcohol en atracones, una moda relativamente frecuente entre los adolescentes los fines de semana-, “puede suponer un daño neuronal inmediato de gravedad considerable. Da igual que se trate de alcoholes destilados (ron, vodka, güisqui) o fermentados (cerveza y vino), lo importante es la cantidad ingerida”, ha advertido el Dr. José Javier Miguel-Hidalgo, miembro del Departamento de Psiquiatría y Comportamiento Humano del Centro Médico Jackson de la Universidad de Mississippi, durante una charla en la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).  En cuanto a la gravedad de los daños cerebrales, explicó que “gracias a técnicas de neuroimagen se ha podido observar que algunos son reversibles. Otros, sin embargo, pueden no serlo, como aquellos provocados por el binge-drinking, por ejemplo”.
Por otra parte, “el alcoholismo provoca deficiencias vitamínicas, así como daños en el intestino y en el hígado que repercuten en daños cerebrales debidos al mal funcionamiento de dichos órganos. De hecho, existe la encefalopatía hepática”, ha indicado el especialista.