El frío provoca un aumento de los casos de BRONQUIOLITIS

10/03/2011 Las bajas temperaturas facilitan la transmisión del virus respiratorio sincitial, principal agente infeccioso causante de bronquiolitis en los niños. Algunos servicios de Urgencias y UCI han visto multiplicados los casos, sobre todo en estos dos últimos meses.

La bajada brusca de las temperaturas ha producido un incremento significativo de los casos de bronquiolitis. En el periodo diciembre–febrero se han multiplicado los casos de urgencia por bebés con infecciones respiratorias producidas por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS). Según la Dra. María Victoria Ramos, médico adjunto del servicio de UCI Pediátrica del Hospital 12 de Octubre de Madrid, “sólo en diciembre y enero ingresaron más niños por VRS que en toda la estación epidémica del año pasado”.
Según los expertos, ante temperaturas más bajas, lluvia y humedad, los virus permanecen más tiempo en el ambiente. En palabras del Dr. R. Ortiz de Lejarazu, Jefe del Servicio de Microbiología e Inmunología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, “el clima es fundamental en el comportamiento del virus. Con temperaturas muy bajas, es como si el ambiente fuera una ‘nevera’ para los virus, por lo que se facilita más la transmisión de los mismos”.
La bronquiolitis afecta a la parte baja del sistema respiratorio y se manifiesta inicialmente con rinitis y en algunos casos fiebre. Posteriormente aparecen los síntomas clásicos de bronquiolitis debido a la obstrucción en las vías respiratorias (tos, le cuesta respirar, vómito, etc).

Medidas para prevenir la bronquiolitis
Los expertos advierten sobre la necesidad de prevención de los bebés más vulnerables con la profilaxis existente ante el VRS. Los bebés prematuros, bebés con cardiopatías o bebés con enfermedad pulmonar crónica son los más vulnerables ante la bronquiolitis. Según la Dra. Ramos, “en el servicio de UCI Pediátrica del Hospital 12 de Octubre el grupo que más tratamos son prematuros y neonatos con hermanos en edad escolar, sobre todo neonatos con menos de 20 días. Estos bebés pueden estar hasta 14 días hospitalizados a causa de la bronquiolitis. En los pacientes de riesgo, observamos la eficacia del tratamiento preventivo; los bebés incluidos en las recomendaciones de la profilaxis, salvo determinados prematuros, no ingresan con gravedad”.