Consejos para cuidar la piel con dermatitis atópica

27/04/2010 El eccema o dermatitis atópica es una enfermedad de la piel crónica y recurrente. El síntoma más frecuente es el picor, junto a la aparición de lesiones enrojecidas, inflamación y sequedad en piel. Igualmente es característico el curso en brotes, es decir, con periodos de empeoramiento y mejoría. Los primeros síntomas suelen aparecer entre los 2 y los 6 meses de edad en el 75% de los casos.

La incidencia de la dermatitis atópica es más alta en el medio urbano, probablemente debido a la polución, el tabaquismo materno y la reducción de la lactancia materna. En el caso de España, diversos estudios han señalado una prevalencia del 3–4 % en niños de 3 a 7 años. Con el objetivo de proporcionar una adecuada información en el cuidado de la piel con dermatitis atópica, el laboratorio farmacéutico Novartis ha presentado Las aventuras de Eli, un decálogo dirigido a padres y niños con consejos básicos sobre su cuidado

Decálogo para combatir la dermatitis atópica

1.    Evitar que los niños se bañen con agua demasiado caliente y que el baño dure más de 10 o 20 minutos. Usar un gel limpiador suave, especial para pieles con dermatitis, y no utilizar esponjas.
2.    Secar la piel del niño cuidadosamente con toallas de algodón y sin frotar.
3.    Utilizar crema hidratante adecuada para pieles atópicas 2 veces al día, después del baño.
4.    No ponerle al niño ningún tipo de colonia para no afectar a su piel.
5.    Vestir al pequeño con ropa de algodón, lino o hilo.
6.    Ponerle calzado de piel o cuero en invierno y de tela en verano.
7.    El niño debe utilizar calzado deportivo sólo cuando haga deporte.
8.    Limpiarle y cortarle bien las uñas.
9.    Ponerle siempre protección solar cuando se bañe al sol.
10.  Aplicarle cada día la crema o el tratamiento contra el eccema.