Cómo reclamar si se FUMA en lugares prohibidos

4/01/2011 Desde el pasado dos de enero no se puede fumar en lugares cerrados y públicos. Y tampoco en determinados sitios al aire libre, como los que están dentro del recinto de un centro educativo o sanitario (patios, zonas de comunicación entre pabellones), a la entrada de los centros sanitarios y los parques marcados como zonas infantiles (zonas marcadas como tales o con columpios). Si a pesar de la prohibición te encuentras con personas que fuman debes saber cómo reclamar.

El responsable de que se cumpla la ley es el dueño del local o el responsable del recinto, por lo que lo primero que se puede hacer es hablar con él. En caso de que no actúe, puedes pedir la hoja de reclamaciones, rellenarla y presentarla en el registro (la dirección suele venir en la hoja), además puedes presentar una denuncia en la Consejería de Sanidad. Si se niegan a darte la hoja de reclamaciones debes llamar a la Policía Municipal.
Otra opción más cómoda es presentar la denuncia a través de la web Nofumadores.org Fumar donde está prohibido se considera una falta leve. Si se hace de forma aislada, la multa será de hasta 30 euros. En cambio, si la conducta se repite tres veces, pasará a ser una falta grave, y la multa estará entre los 600 y los 100.000 euros. El dueño del local donde se fume también tiene multa de 600 a 100.000 euros porque en su caso se considera una falta grave.