Algunos alargadores de PESTAÑAS con prostaglandinas pueden causar daños

06/12/2013 Existen alargadores de pestañas que contienen un ingrediente en su formulación llamado prostaglandina, que  se puede detectar bajo el prefijo o sufijo “prostal”. En EE.UU. se utilizaba en la mayoría de los productos potenciadores de pestañas antes del 2011, pero fue prohibido debido a que pasó a considerarse medicamento y no cosmético, con efectos secundarios susceptibles de ser graves y no indicado en embarazadas. En Europa se está demorando su prohibición.

Esta sustancia esta aprobada por la FDA (agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos) como medicamento bajo supervisión médica y se utiliza para disminuir la presión intraocular en pacientes con glaucoma. Se detectó que la prostaglandina y sus derivados provocaban efectos secundarios muy frecuentes:

Aumento pigmentación del iris y cambio irreversible de color.

Irritación ocular (escozor, sensación arenilla, prurito, dolor).

Prohibido para las embarazadas.

Cambios en las pestañas y en el vello del párpado (incremento de la longitud, del grosor, de la pigmentación y de la cantidad).