Adiós al pañal

Pon en práctica estas pautas para quitárselo paso a paso
Niños / Psico No debes agobiarte si tu pequeño aún utiliza pañal. Para quitárselo debe estar preparado: si observas que lo mantiene seco durante una cuantas horas a lo largo del día; si cuando se hace pis o caca te lo dice o se muestra molesto; si ya es capaz de nombrar algunas partes de su cuerpo y si ves que es colaborador en las cuestiones que le explicas. Por Carmen Bayón.

Para que el niño deje el pañal y quiera hacer sus necesidades en el orinal debe alcanzar cierta madurez psicológica. Por regla general, suelen controlar los esfínteres (sentir que quieren hacer pis o caca) a partir de los dos años. Pero esto no es una norma estricta, ya que algunos pueden comenzar antes y otros tardan más (hasta los tres años incluso).
Para saber si está preparado hay que fijarse en si el niño es consciente de que se ha hecho pis o caca en el pañal. Hay niños que cuando van a hacerlo se esconden en algún rincón (detrás de la puerta, debajo de la mesa…) y se agachan. Esto es un signo de que ya saben lo que están haciendo. Pero además, deben darse otros signos: cuando notes que el pañal se mantiene seco muchas horas durante el día (verás que cada vez se espacian más los cambios); cuando tu hijo ya conozca ciertas partes de su cuerpo y las nombre (pierna, tripita, culete, etc.); también has de fijarte en si cuando le explicas una situación en la que él participa, la entiende y quiere colaborar, así cuando le digas que debe dejar el pañal y sentarse en el orinal, lo entenderá y querrá hacerlo.
Ten en cuenta que determinados cambios en la rutina del niño influyen en este proceso: si el pequeño vuelve a hacerse pis encima después de pasar unos cuantos días sin pañal, piensa en si ha habido algún cambio en la familia: traslado a otro domicilio, llegada de un nuevo hermanito, separación de los padres, cambio de guardería o de canguro, etc.

 

Dejar el pañal paso a paso
El proceso es lento, puede llegar a durar meses, así que no debes agobiarte ni presionar al niño para que aprenda rápido y mucho menos reñirlo. También hay que tener en cuenta que las niñas suelen dejar antes el pañal porque maduran más rápido que los niños.

1. LLeva a tu pequeño contigo cuando vayas a comprar el orinal y permite que sea él quien lo elija (cómprale el que tenga su color favorito o algún dibujo que le guste). Puedes dejar que durante un día se familiarice con el objeto: se siente encima vestido, lo utilice como correpasillos…
2. Al día siguiente, explícale que el orinal debe permanecer en el baño y que se utiliza sólo para hacer pis o caca. Quítale el pañal y siéntalo en el orinal durante unos minutos para que lo entienda. Conviene, además, que des ejemplo: siéntate tu también en el inodoro y dile que vas a hacer lo mismo que él.
3. Para habituarlo a ir al baño debes ponerlo en el orinal varias veces al día (aunque no haga nada), el objetivo es que identifique el hecho de sentarse sobre el orinal con hacer sus necesidades. No olvides sentarlo en momentos claves: después de comer y cenar, antes de ir a dormir y después de levantarse.
4. Cuando haga pis en el orinal debes felicitarlo (se trata de reforzar positivamente el acto). Si se hace pis encima, debes ponerte seria (sin reñir) y explicarle que eso está mal, qué él ya es muy mayor y no debe mojar la ropa. La mayoría de los niños comienzan a hacer pis en el orinal sin dificultad, pero la caca les cueste más, por lo que debes tener paciencia si no la quiere hacer en el orinal.
5. Si se niega a sentarse en el orinal no debes forzarle, significa que no está preparado y por eso no quiere colaborar. Lo mejor es que vuelvas al pañal y que compres otro orinal diferente para que cuando lo intentes de nuevo no lo asocie con ese momento. Puedes volver a intentarlo en un mes.
6. Hay niños que se asustan al ver que han hecho caca en el orinal e incluso empieza a llorar (piensan que les ocurre algo malo porque una parte de cuerpo ha salido fuera). Debes sonreír y mostrar tranquilidad, explicándole que se trata de algo normal, que papá, mamá y su hermano también lo hacen. Si a pesar de todo no quiere hacer caca en el orinal y pide el pañal, pónselo, pero colócaselo bajo, un poco caído; de esta forma, al hacer sus deposiciones notará que caen y se acostumbrará.

 

Cómo quitar el pañal nocturno
El niño tarda más en dejar el pañal nocturno que el diurno. Puede estar con él hasta los seis años, si a partir de esta edad sigue haciéndose pis en la cama y no controla esfínteres debes comentárselo al pediatra. Para quitárselo prueba estos trucos:
– Explícale que ya es mayor y que hay que dormir sin pañal. Dile que su personaje favorito de dibujos animados no lleva pañal para dormir.
– Coloca una funda protectora encima del colchón, de esta forma, cuando moje la cama no te provocará tanto trastorno.
– No olvides ponerlo a hacer pis antes de ir a dormir. Si a pesar de esta precaución moja la cama puedes levantarte a media noche para volver a ponerlo en el orinal. Muchos pequeños duermen tan profundamente que ni las ganas de hacer pis  logran despertarlos.
– Ten paciencia: muchos niños mojan la cama durante días y días, pero de repente, una mañana se levantan y están secos porque ya han alcanzado el nivel de madurez necesario para controlar los esfínteres mientras duermen.

(24/01/2012)